Madera aglomerada

Madera aglomerada

La madera aglomerada se elabora al comprimir virutas de madera con pegamento. En las tablas aglomeradas planas prensadas las virutas se encuentran en su mayoría paralelas a la superficie. Las virutas de la capa superficial son más finas que las que se encuentran en la capa interior, por lo que la superficie de la madera aglomerada es más densa y compacta que el interior.

En la madera aglomerada estándar, el pegamento que se utiliza principalmente es urea formaldehído. La cantidad de pegamento que contiene la madera aglomerada constituye el 10 % y muchos productos de madera revestida están clasificados en la categoría M1 de las emisiones de materiales de superficie. La clasificación de materiales incluye los valores límite de las emisiones de la elaboración de materiales para interiores, así como su clasificación. La categoría M1 contiene materiales de los que se han probado las emisiones y sus emisiones de impurezas cumplen con los requisitos más severos.

En cuanto a las propiedades básicas, la madera aglomerada es comparable con la madera. También cuenta con los siguientes beneficios gracias a su método de elaboración:

  • Sin dirección del grano.
  • La madera aglomerada es homogénea y tiene el mismo grado de fuerza en diferentes direcciones.
  • Las dinámicas de la madera aglomerada en la dirección de la superficie plana son ligeras.

La densidad de la madera aglomerada varía entre 650 y 750 kg/m³, por lo que es considerablemente más pesada que la madera de conífera aserrada.

CATEGORÍAS DE CALIDAD DE LA MADERA AGLOMERADA

La madera aglomerada se clasifica en siete categorías diferentes según sus propiedades. Las propiedades de las categorías de la madera aglomerada se determinan de acuerdo con el estándar paneuropeo SFS-EN 312. Las categorías de la madera aglomerada se expresan utilizando la letra "P" y un número.

Los estándares de la madera aglomerada no establecen requisitos para la calidad de la superficie de la madera, pero los fabricantes las clasifican en madera de calidades A y B según la apariencia. A la hora de determinar la calidad de la superficie, los factores que hay que tener en cuenta son la calidad del acabado, la suavidad y limpieza de la superficie y los defectos en las esquinas.

CATEGORÍA

APLICACIÓN

CATEGORÍA DEL USUARIO

P1

Madera de construcción para uso en interiores.

1

P2

Madera para muebles para uso en interiores.

1

P3

Madera que resiste la humedad mejor que la madera aglomerada estándar para usos que no soportan cargas.

2

P4

Tablones que soportan cargas para uso en interiores.

1

P5

Madera que resiste la humedad mejor que la madera aglomerada estándar para aplicaciones que requieren soportar cargas.

2

P6

Tablas del suelo que soportan cargas pesadas para uso en interiores.

1

P7

Madera que resiste la humedad mejor que la madera aglomerada estándar para aplicaciones que requieren soportar cargas pesadas.

2

La madera aglomerada estándar no tiene revestimiento y está destinada a la construcción y a la fabricación de muebles. La resistencia a la humedad de la madera aglomerada de las categorías P3, P5 y P7 se mejora considerablemente con el uso de pegamento con refuerzo de melamina en la elaboración de la tabla.

PRODUCTOS SECUNDARIOS DE LA MADERA AGLOMERADA

Los productos secundarios hechos con madera aglomerada son sobre todo tablas elaboradas para un fin específico revestidas y fabricadas de diferentes modos, según la aplicación.

La madera aglomerada puede estar revestida con muchos materiales de superficie diferentes, como por ejemplo chapa, melamina, laminado, plástico, papel, etc. Normalmente las tablas se revisten por ambos lados para evitar que se deformen. También se elaboran tablas ya listas para pintar (tratadas con un preparado en la fábrica o revestidas con papel de preparación). Las propiedades de resistencia al fuego de la madera aglomerada pueden mejorarse con un relleno alquídico o un revestimiento de melamina.

La madera aglomerada preparada o revestida se utiliza casi para los mismos usos que la madera aglomerada estándar. El revestimiento no solo mejora las propiedades de la superficie de la tabla, sino también la rigidez y la fuerza. El tipo de madera aglomerada revestida más común es el que tiene la superficie de melamina. La madera aglomerada machihembrada se utiliza en el recubrimiento de suelos, paredes y techos en espacios interiores.

Los tamaños de tabla más comunes de la madera aglomerada machihembrada para el recubrimiento de paredes y techos son 600 x 2600 o 2750 mm y 1200 x 2600 o 2750 mm, con un grosor de 12 mm. El machimbre se utiliza en los lados largos de las tablas y las tablas normalmente ya están preparadas.

Las tablas para el suelo se machihembran por todos los lados. Los tamaños de tabla más comunes son 600 x 2400 mm y 1200 x 2400 mm, con un grosor de 22 mm.

USOS MÁS COMUNES DE LAS CATEGORÍAS DE CALIDAD DE LA MADERA AGLOMERADA EN LA CONSTRUCCIÓN

Desde el punto de vista de la resistencia al fuego, la madera aglomerada es un material de construcción combustible. La madera aglomerada sin revestimiento puede cumplir con los requisitos de las categorías D-s2 y d2, y la madera aglomerada revestida (con la superficie lisa) puede cumplir con los requisitos de C-s2 y d1.

SUELOS

Antes de la colocación, las tablas se ventilan durante entre 5 y 7 días en unas condiciones tan semejantes como sea posible a las condiciones de uso finales. Cuando se hayan colocado las tablas, la temperatura y la humedad relativa del edificio deben ser lo más similares posible a las condiciones de uso futuras.

Suelo de madera aglomerada con armazón de madera

En los suelos de madera aglomerada con armazón de madera, las tablas de madera aglomerada machihembrada por todos los lados (normalmente con un grosor de 22 mm) se colocan encima de la estructura de madera de la base o del piso intermedio. El hueco que quede entre las vigas no debe superar los 600 mm y las tablas se colocan con los lados largos de forma transversal a las vigas del suelo. Los lados cortos y las juntas de las tablas se sitúan donde se encuentran las vigas. La tabla se une a cada viga o soporte con tornillos o clavos y con pegamento. Las tablas también se pegan a las tablas adyacentes en el punto donde se encuentran los machimbres. Al colocar las tablas debe quedar un espacio de alrededor de 10 mm entre ellas y las paredes y demás estructuras circundantes. Siga las siguientes instrucciones para colocar las tablas:

  • Las tablas se unen a las vigas con tornillos o clavos de rosca de 75 mm galvanizados en caliente, con una longitud entre 2½ y 3 veces mayor que el grosor de la tabla.
  • Las cabezas de los clavos y tornillos deben quedar hundidas a una profundidad de entre 2 y 3 mm y no deben llenarse los agujeros donde se encuentran las cabezas.
  • La distancia entre los clavos y los tornillos en el borde de la tabla es de 150-200 mm y de 250-300 mm en el centro de la tabla.
  • Se utiliza pegamento PVAc como adhesivo.

Suelo flotante de madera aglomerada

En los suelos flotantes de madera aglomerada las tablas de madera aglomerada machihembrada por todos los lados (normalmente con un grosor de 22 mm) se colocan encima de una capa aislante. La estructura que soporta realmente la carga de la tarima puede ser, por ejemplo, madera o hormigón. Las tablas se pegan entre sí para formar una superficie integrada en los machimbres, con un hueco de alrededor de 10 mm entre ellas, y las paredes y demás estructuras circundantes. La presión requerida para que se peguen se consigue utilizando cuñas junto a las paredes circundantes. Las cuñas se retiran cuando el pegamento se haya secado. La capa aislante que se utiliza debajo de las tablas puede ser de styrox, poliuretano, una tabla de fibra de madera porosa o lana mineral lo suficientemente rígida. Cuando se utilice un material de plástico poroso, se recomienda colocar una lámina de plástico entre el plástico poroso y la madera aglomerada.

Recubrimiento del suelo de madera aglomerada

El suelo de madera aglomerada puede cubrirse con recubrimiento del suelo normal. Siga las instrucciones específicas del producto indicadas por el proveedor del revestimiento de suelos al colocar el recubrimiento. Antes de colocar el recubrimiento, se recomienda llevar a cabo las siguientes tareas preliminares:

  • La aspereza de la superficie de la tabla se lija y alisa con un relleno para ese fin; si se utiliza una esterilla de plástico como recubrimiento, se rellena o se prepara más si es necesario.
  • Se deja secar el suelo de madera aglomerada hasta que alcance casi las futuras condiciones de uso antes de colocar el recubrimiento.
  • Antes de colocar el recubrimiento, se eliminan de la superficie de la tabla las posibles manchas y la suciedad que quede suelta.

Estructura de material compuesto

Una estructura de material compuesto utiliza madera aglomerada machihembrada de 22 mm de grosor como tabla base para la base o los suelos intermedios. Encima se vierte hormigón reforzado con fibra para crear una losa de aproximadamente 45 mm de grosor. Antes de verter el hormigón, se cepilla la madera aglomerada con un sellador de humedad y se colocan clavos para reforzar la unión de la tabla y el hormigón. Esta solución permite la obtención de una estructura de suelo dura y bien aislada contra el ruido ambiental. También permite la calefacción del subsuelo y es adecuada para las habitaciones húmedas, en las que se pueden crear los gradientes necesarios del suelo cando se vierte el hormigón.

RECUBRIMIENTO EN INTERIORES

La madera aglomerada es muy adecuada para el recubrimiento en interiores de superficies de techos y paredes que se van a pintar. Para el recubrimiento de paredes y techos se utilizan más comúnmente las tablas de madera aglomerada estándar de 10, 11 o 12 mm de grosor o la madera aglomerada machihembrada en las partes largas. Normalmente, las tablas machihembradas tienen un borde biselado que forma un pequeño surco con forma de V en la unión del machimbre. Las tablas en cuestión también están disponibles preparadas o revestidas con papel de preparación.

En el recubrimiento en interiores hay que tener en cuenta los siguientes puntos:

Se recomienda el uso de recubrimiento de madera aglomerada en locales con interiores secos que tengan calefacción. Al ser un material que se basa en la madera, la humedad de equilibrio de la madera aglomerada cambia al mismo tiempo que la humedad relativa del aire que la rodea, lo que hace que la tabla hinche hasta un cierto punto. Es necesario tener esto en cuenta al diseñar las estructuras de la pared y al colocar las tablas.

Las paredes o techos de madera aglomerada que haya que pintar deben tener juntas expuestas a la vista. El ancho de una junta adecuada es de entre 3 y 5 mm. La junta con surco en forma de V que se forma en las tablas machihembradas no requiere otras medidas. Sin embargo, en las esquinas de las habitaciones se debe dejar una junta expuesta de entre 3 y 5 mm.

Los espacios recomendados para la colocación de madera aglomerada son:

  • 300 mm cuando la tabla tenga un grosor de 6-8 mm (techos).
  • 600 mm cuando la tabla tenga un grosor de 9-8 mm.

Cuando se utilice una tabla machihembrada de 600 mm de ancho, se une a la estructura de la pared con clavos (por ejemplo, con una pistola y clavos) desde el machimbre y los bordes de la tabla que queden debajo del zócalo y de la cornisa. Las uniones de las tablas no necesitan un tratamiento por separado y no se rellenan las cabezas de los clavos. Las tablas de 1200 mm de ancho también se unen desde el centro (en la columna que soporta el peso); las cabezas de los tornillos o clavos quedan hundidas en la tabla aproximadamente 1 mm y se rellenan. Se fortalecen las juntas de los machimbres de las tablas y el hueco que queda entre la tabla y la columna que soporta el peso con pegamento (pegamento PVAc) al colocarlas.

REALIZACIÓN DE PEDIDOS

Cuando pida madera aglomerada debe aportar la siguiente información:

  • Grosor como grosor nominal (mm).
  • Tamaño de la tabla (mm x mm).

Tipo de tabla (por ejemplo, P6) y calidad de la superficie en función de la aplicación.

En el caso de la madera aglomerada revestida, el nombre del producto o la calidad del recubrimiento de ambos lados, los métodos de protección de los bordes (revestimiento de los bordes) y el color.

ALMACENAMIENTO

Durante el transporte y el almacenamiento, las tablas se protegen de la humedad, la suciedad, el contacto con el suelo, las abolladuras y los arañazos. Las tablas se almacenan hacia abajo en una base plana. Se puede utilizar madera de soporte en intervalos de 0,5 metros si es necesario. Las pilas de tablas se cubren con una lámina protectora.

Antes de la colocación, la madera aglomerada se debe ventilar durante entre 5 y 7 días en unas condiciones tan semejantes como sea posible a las condiciones finales de humedad y temperatura. Al ventilarlos, los paneles se mantienen separados entre sí con tiras de separación y se apilan contra una pared, por ejemplo.

TRABAJO Y MECANIZACIÓN

La madera aglomerada se trabaja con herramientas adecuadas para los trabajos con madera. Por ejemplo, las sierras circulares portátiles o de mesa son adecuadas para cortar tablas. Para realizar trabajos de aserrado más pequeños también se puede utilizar una sierra de mano corriente. El contorno se puede serrar con una sierra caladora.

AMARRE

La longitud de los clavos que se utilizan para unir las tablas de madera aglomerada debe triplicar como mínimo el grosor de la tabla y no ser menor de 30 mm, y la longitud de los tornillos debe ser 2½ veces la del grosor de la tabla y no ser menor de 25 mm. Las tablas se sujetan en intervalos de 100-200 mm en cada lado y de 200-300 mm en el centro. La distancia de las sujeciones desde el borde de la tabla es de aproximadamente 10 mm.

TRATAMIENTO DE LA SUPERFICIE

Sobre la tabla pintura puede aplicar pintura, papel de pared y laminado. Todos los productos generales para pintar las superficies de madera de interiores son adecuados para pintar las tablas.

Pintura

Para pintar la madera aglomerada estándar sin tratar es necesario prepararla, es decir, se debe pintar la superficie de la tabla con una capa fina de tapaporos para interiores blanco sin diluir. Las cabezas de los clavos y los tornillos deben quedar visibles y se rellenan y secan para finalmente lijarlas hasta que tengan un acabado liso. Se aplican 1 o 2 capas de pintura para el acabado del color deseado. Cuando se utilicen tablas que ya estén preparadas, basta con pintar la superficie. La mejor forma de aplicar la pintura es con el rodillo

Empapelado de las paredes

Las cabezas de los clavos y los tornillos deben quedar visibles y se rellenan y secan para finalmente lijarlas hasta que tengan un acabado liso. Las juntas de las tablas se rellenan con una línea de sellado flexible. Cuando se haya secado el pegamento, las juntas se rellenan y lijan hasta que tengan un acabado liso. Las paredes se empapelan siguiendo las instrucciones del fabricante del papel de pared. En las esquinas, las láminas de papel de pared no deben quedar superpuestas.

REUTILIZACIÓN Y ELIMINACIÓN DE LA MADERA AGLOMERADA

Reutilización

Si las tablas están intactas y secas, la madera aglomerada puede utilizarse otra vez dependiendo del caso. La reutilización es el modo de deshacerse de la madera aglomerada más popular.

Eliminación

Puesto que la madera aglomerada es principalmente madera natural limpia, puede eliminarse (de acuerdo con las directrices de las autoridades medioambientales locales) enterrándola en el suelo, utilizándola como abono, llevándola a un vertedero o quemándola a una temperatura de más de 800 °C con otro material de madera.

INSTRUCCIONES Y EJEMPLOS DE USO DE LA MADERA AGLOMERADA

La madera aglomerada también es muy adecuada para fabricar muebles in situ y para elaborar distintos productos de bricolaje. Para unir los muebles de madera aglomerada y las estructuras de las tablas pueden utilizarse tornillos avellanados especiales, diferentes tipos de tornillos y herramientas de montaje y juntas engarzadas.
Las tablas revestidas (con un revestimiento de melamina, por ejemplo) de entre 15 y 18 mm son muy adecuadas como estructuras del armazón para los muebles de madera aglomerada. Las tablas con un grosor de entre 22 y 28 mm deben utilizarse como cubiertas y tableros de mesa. Los tableros duros o las tablas de madera aglomerada delgadas con un grosor de entre 3 y 6 mm son adecuados como placas de soporte.

Los bordes de la madera aglomerada deben quedar visibles y pueden cubrirse con una tira especial que se aplica con calor, una chapa o tiras de madera de revestimiento. El mejor resultado se obtiene al utilizar tablas que ya están revestidas y con los bordes listos de fábrica. Si desea pintar los bordes, debe cubrirlos primero con una tira aplicada con calor que se pueda pintar o debe darle dos capas de relleno y lijarlos.

APLICACIONES DE LA MADERA AGLOMERADA

Construcción

  • Recubrimiento en interiores.
  • Suelos.
  • Moldes de hormigón.

Sector de la construcción

  • Como placas de alma para las vigas.
  • Instalaciones y accesorios.
  • Como material de base para los suelos de parqué.
  • Como material de base para las tiras de recubrimiento.

Sector del mueble

  • Armazón de los muebles.

Otras aplicaciones

  • Embalaje.
  • Estructuras de exposiciones y ferias.
  • Bricolaje.