Madera contrachapada

Madera contrachapada

La madera contrachapada se elabora pegando láminas finas de chapa de madera las unas contra las otras. El grosor de una lámina individual es de entre 0,2 y 3,2 mm. Las láminas están compuestas para que todas las direcciones del grano de las láminas superpuestas queden a menudo en perpendicular las unas de las otras. Los tableros de madera contrachapada de abedul tienen normalmente un número impar de láminas (por lo menos tres) para que la dirección del grano de las láminas exteriores sea siempre la misma. En cuanto a los tableros de madera contrachapada de conífera, el número de láminas es siempre par. Para pegarlas se utiliza habitualmente una resina adhesiva fenólica resistente a las condiciones atmosféricas. El color es considerablemente más oscuro que el de la madera enchapada.

En cuanto a las propiedades básicas, la madera contrachapada es comparable a la madera. También cuenta con los siguientes beneficios gracias a su método de elaboración:
  • Firmeza: son buenas para proporcionar rigidez a los armazones.
  • Densas y resistentes a los golpes.
  • Multiusos.

Algunos productos de madera contrachapada se clasifican en la categoría M1 de las emisiones de materiales de superficie. La clasificación de materiales incluye los valores límite de las emisiones de la elaboración de materiales para interiores, así como su clasificación. La categoría M1 contiene materiales de los que se han probado las emisiones y sus emisiones de impurezas cumplen con los requisitos más severos.

GROSOR ESTÁNDAR DE LOS TABLEROS DE MADERA CONTRACHAPADA. EL GROSOR MÁXIMO DE ELABORACIÓN ES DE 50 MM.

Tipo de madera contrachapada

Grosor nominal en mm

Madera contrachapada de conífera y abedul

4

6.5

9

12

15

18

21

24

27

30

Madera contrachapada mixta

-

6.5

9

12

15

18

21

24

27

30

MADERAS CONTRACHAPADAS BÁSICAS

La madera contrachapada básica se divide en tres categorías principales: madera contrachapada de abedul (densidad aproximada de 680 kg/m3), madera contrachapada mixta (densidad aproximada de 620 kg/m3) y madera contrachapada de conífera (densidad de 460-520 kg/m3).

La madera contrachapada de abedul se utiliza en aplicaciones que requieran una gran rigidez o alta calidad, como en suelos especiales y en recubrimientos exigentes en interiores.

Las maderas contrachapadas mixtas son maderas generales para múltiples usos. Por ejemplo, se utilizan como tableros base y moldes de hormigón para productos secundarios y maderas contrachapadas especiales. Como la superficie de las maderas contrachapadas mixtas es siempre abedul, pertenecen a la misma categoría de calidad que las maderas contrachapadas de abedul. Las maderas contrachapadas mixtas son:

  • Combinada: dos chapas de abedul en ambos lados y capas interiores que alternan abedul y conífera.
  • Con combinación de espejo: chapas exteriores de abedul y chapas interiores que alternan la conífera y el abedul.
  • Gemela: chapas exteriores de abedul y chapas interiores de conífera.

Las maderas contrachapadas de conífera se utilizan especialmente en construcción, como por ejemplo en los armazones del tejado y en los recubrimientos interiores. Están hechas principalmente de pícea.

CATEGORÍAS DE CALIDAD DE LA MADERA CONTRACHAPADA

The choice of quality class of birch veneer-surfaced plywoods according to application (in brackets, the other generally used quality class) is presented in the table below.

MADERAS CONTRACHAPADAS CON CHAPAS EXTERIORES DE ABEDUL

A (E)

Calidad especial sin defectos (solo disponible de forma limitada).

B (I)

Superficie lacada o encerada.

S (II)

Superficies que se pueden pintar.

BB (III)

Calidad normal, como por ejemplo los recubrimientos inferiores; la calidad más común en los armazones.

WG (IV)

Para aplicaciones menos exigentes, una calidad que no permite reparaciones.

En la siguiente tabla se muestran las distintas categorías de calidad de las maderas contrachapadas de conífera de acuerdo con la aplicación.

MADERAS CONTRACHAPADAS DE CONÍFERA

E

Calidad perfecta con superficies únicamente de pino.

I

Calidad casi perfecta con superficies únicamente de pino.

II

Calidad menor con una superficie intacta.

III

Calidad no reparable para la construcción.

IV

Calidad no reparable para la construcción (calidad de superficie de fondo).

PRODUCTOS SECUNDARIOS SIN REVESTIMIENTO HECHOS DE MADERA CONTRACHAPADA BÁSICA

Algunos ejemplos de productos secundarios hechos de madera contrachapada básica para la construcción son:

  • Tablero para la pared de 9 m.
  • Tablero para el subsuelo machihembrado por todos los lados de 18 mm.
  • Tablero de 15 mm machihembrado en los lados largos destinado al uso como subarmazón del tejado.

El tablero para la pared (tamaño del tablero de 1200 x 2750 mm y grosor nominal de 9 mm) no está machihembrado y se utiliza como placa base para mejorar la resistencia y la rigidez de los tableros de las paredes interiores y en las paredes de doble placa, en las que se utiliza otro material de recubrimiento en interiores como recubrimiento interior encima de la madera contrachapada. Las dimensiones del tablero son adecuadas para las separaciones de las columnas del armazón más comunes de 400 mm y 600 mm.

El tablero del subsuelo (tamaño del tablero de 2400 x 1200 mm colocado en machimbres y grosor nominal de 18 mm) está machihembrado por todos los lados y se utiliza como tablero estructural para el soporte de peso en los suelos que se apoyan en un podio. Su grosor y dimensiones son adecuados para las separaciones de vigas de 400 mm y 600 mm.

El tablero para el subarmazón del tejado (tamaño del tablero de 2700 x 1200 mm, grosor nominal de 15 mm) tiene una estructura especial, está machihembrado en los lados largos y se utiliza especialmente como subarmazón de soporte de la carga en techos de metal en lámina o en fieltro cuando la distancia entre los soportes del techo es de 900 mm. En comparación con los tableros con machimbres duras tradicionales, los tableros de madera contrachapada ahorran una considerable cantidad de tiempo de trabajo y consiguen crear subarmazones estructuralmente resistentes y uniformes. El tablero también se puede utilizar como subarmazón para el soporte de carga en los suelos. Los tableros se utilizan principalmente como protección contra la humedad durante la construcción.

Con respecto a los demás productos secundarios sin revestimiento hechos de madera contrachapada básica, también cabe mencionar el tablero de interiores estriado y semimachihembrado (tamaño del tablero de 2500 x 1210 o 610 mm y grosor de 7,5 y 10 mm). Este tablero está elaborado para el recubrimiento y el semirrevestimiento de los techos y las paredes interiores y se utiliza como tablero de recubrimiento interior. Los tableros interiores están hechos de madera contrachapada de conífera con una superficie enchapada de pícea y la superficie visible está machihembrada a intervalos longitudinales de 75 mm con ranuras en forma de W. Los lados largos están semimachihembrados.

MADERAS CONTRACHAPADAS ESPECIALES

Las maderas contrachapadas especiales son principalmente maderas contrachapadas básicas hechas para fines específicos en dimensiones estándar y revestidas de diferentes modos, según la aplicación. El revestimiento puede mejorar la resistencia al desgaste, a los golpes, a las condiciones atmosféricas y a los productos químicos de la madera contrachapada así como las propiedades de fricción. Las maderas contrachapadas revestidas normalmente tienen los bordes protegidos con pintura de color para los bordes. Cuando se aplica la protección de los bordes en la fábrica se busca protegerlos contra la humedad durante el almacenamiento y es necesario volver a aplicarla siempre si el tablero se coloca en un lugar en el que se requiere protección contra la humedad.

EJEMPLOS DE MADERA CONTRACHAPADA REVESTIDA

La madera contrachapada recubierta con una película o la moldeada están entre los tipos de madera contrachapada revestida más conocidos y más usados. Para el tablón de base se utilizan las maderas contrachapadas de conífera, mixtas y de abeto, que normalmente están revestidas por ambos lados con una película fenólica lisa y resistente y son por lo general de color marrón oscuro. Este tipo de madera contrachapada se utiliza en los moldes de hormigón, en los medios de transporte y como tablones de recubrimiento interiores en construcciones agrícolas.

El grosor de los tablones varía entre 6,5 mm y 30 mm. Los anchos estándar son 1200, 1220, 1500 y 1525 mm, y las longitudes varían entre 1200 y 3660 mm. Además de la película marrón mencionada anteriormente, se pueden seleccionar colores especiales. Sin embargo, no se recomiendan para los moldes de hormigón.

La madera contrachapada revestida con tapaporos es un tablero que se utiliza en los recubrimientos de las fachadas que hay que pintar, en la carrocería del vehículo, en las señales de tráfico, en las vallas publicitarias, etc. Las maderas contrachapadas mixta y de abeto se utilizan como tablón básico y se revisten en ambos lados con papel de imprimación con base de fenol (marrón claro); la superficie trasera también puede revestirse con una película fenólica. También dispone de tableros ya preparados.

El grosor de los tablones varía entre 6,5 mm y 30 mm. Los anchos estándar son 1200, 1250, 1500 y 1525 mm, y las longitudes varían entre 2400 y 3660 mm.  Puede pintar los tableros con pinturas de exterior normales (tapaporos + 2 capas en la superficie) o con pinturas especiales (2 pinturas con base de epoxy y 1 pintura de poliuretano en la superficie). Los bordes de los tableros se protegen pintándolos como se hizo con las superficies. La superficie de la madera contrachapada pintada no sufre grietas finas, que a menudo se forman gradualmente en la superficie pintada y en la chapa exterior de la madera contrachapada sin revestimiento.

Madera contrachapada tratada con ignirretardante

Puede tratar la madera contrachapada con un ignirretardante para mejorar la resistencia al fuego. Las superficies se procesan en la fábrica. La madera contrachapada tratada con ignirretardante es adecuada para aplicaciones estructurales, ya que el tratamiento no tiene efecto sobre las propiedades técnicas de la madera contrachapada.

OTRAS MADERAS CONTRACHAPADAS

Other special downstream or machined plywood products include

Otros productos de madera contrachapada elaborados o secundarios especiales son:

  • Tableros de los andamios: están revestidos con una película fenólica sobre la que se imprime un patrón antideslizante u otro patrón de cableado.
  • Tablero para el suelo del balcón: se reviste para que soporte las condiciones atmosféricas y la luz del sol.

USO DE MADERA CONTRACHAPADA COMO PARTE DE LA ESTRUCTURA DEL ARMAZÓN

  • Tablero para paredes de doble tabla: refuerza la estructura de la pared.
  • Subarmazón del techo: refuerza la estructura del techo.
  • Tablero para el subsuelo: refuerza la estructura horizontal.

RECUBRIMIENTO EN INTERIORES

Ejemplos de recubrimiento en interiores:

  • Recubrimiento de pared.
  • Revestimiento de media pared.
  • Recubrimiento de techo.

Maderas contrachapadas adecuadas para el recubrimiento en interiores:

  • Todas las maderas contrachapadas básicas (la categoría de calidad se selecciona en función del tratamiento de la superficie; las categorías principales son E, I y II).
  • Los productos de madera contrachapada secundarios para el recubrimiento en interiores.

En el recubrimiento en interiores hay que tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Desde el punto de vista de las normas de seguridad contra incendios, la madera contrachapada es especialmente adecuada para el recubrimiento en interiores de casas (para las construcciones con categoría de fuego P3). En la mayoría de los casos, también puede utilizarse en el recubrimiento en interiores de edificios residenciales, públicos y de oficinas, etc.
  • En los espacios interiores secos, las dinámicas de la humedad de la madera contrachapada son pequeñas. Se recomienda que las juntas que se encuentran entre los tableros sean juntas expuestas (entre 1 y 3 mm). Las juntas pueden cubrirse con tiras de revestimiento si es necesario.

Al colocar los tableros para la pared se recomienda que el grosor del tablero y las distancias entre los soportes sean:

  • Entre 6,5 y 9 mm cuando la distancia no supere los 300 mm.
  • Entre 9 y 12 mm cuando la distancia no supere los 600 mm.

En el recubrimiento de techos, la distancia recomendada entre los soportes de sujeción no supera los 400 mm.
Las tablas se sujetan con tornillos o clavos con una longitud entre 2½ y 3 veces mayor que el grosor de la tabla.

REALIZACIÓN DE PEDIDOS

Cuando pida tableros de madera contrachapada debe aportar la siguiente información:

  • Uso.
  • Grosor como grosor nominal (mm).
  • Tamaño del tablero mencionando siempre primero la medida de la chapa exterior en la dirección del grano (mm x mm).
  • Tipo de madera contrachapada (por ejemplo, combinada).
  • La calidad de ambas superficies mencionando primero siempre la superficie visible (por ejemplo, S/WG = II/IV)

También es posible pedir madera contrachapada hecha a medida, perforada con una elaboración especial o adicional, etc.

ALMACENAMIENTO

Durante el transporte y el almacenamiento, las tablas se protegen de la humedad, la suciedad, el contacto con el suelo, la luz solar, las abolladuras y los arañazos. Las tablas se almacenan hacia abajo en una base plana. Si es necesario, se utiliza una madera de soporte en intervalos de 0,5 metros. Evite almacenar las tablas en vertical. Debe retirar las correas de acero que rodeen la pila de tableros si se va a almacenar la madera contrachapada en condiciones de humedad. Las pilas de tablas se cubren con una lámina protectora. Las condiciones de almacenamiento deben ser similares a las condiciones en las que se utilizarán finalmente las tablas. Antes de la instalación, es necesario ventilar la madera contrachapada durante 3-8 días en condiciones parecidas a las de la ubicación donde se utilizará finalmente.

TRABAJO Y MECANIZACIÓN

Hay que tener en cuenta las dinámicas de humedad de la madera contrachapada de 1 mm/1 m al instalarla.

Aserrado

Por ejemplo, las sierras circulares portátiles o de mesa son adecuadas para cortar tablas. Para realizar trabajos de aserrado más pequeños también se puede utilizar una sierra de mano corriente. El contorno se puede serrar con una sierra caladora. Se coloca un tablero cortado según la dirección de movimiento de la hoja de modo que el deshilachado de la chapa exterior provocado al serrar (especialmente si se sierra a través del grano de la chapa) quede en la superficie trasera del tablero que permanece oculta. Por ejemplo, cuando se utilice una sierra circular (sierra rotativa) se recomienda colocar la superficie frontal visible del tablero hacia abajo.

Perforación

Si es necesario, también puede pedir que los tableros de madera contrachapada para el recubrimiento en interiores vengan perforados. Los tableros perforados se utilizan habitualmente por motivos de apariencia o acústica.  La perforación se realiza de forma mecánica y al pedir los tableros se deben especificar el tamaño del agujero y el hueco entre los agujeros además de las instrucciones previamente mencionadas. El tamaño del agujero puede ser, por ejemplo, ø 6, 8, 10 o 12 mm, etc., y la distancia entre los agujeros puede ser 16, 32 o 64 mm, etc. Algunos proveedores tienen determinadas distancias y tamaños de agujeros estándar, por lo que es aconsejable comprobar las alternativas de perforación antes de realizar el pedido.

CURVATURA

También se pueden elaborar superficies curvas con madera contrachapada. Los mejores tableros para este fin son los delgados con menos de 10 mm de grosor. El radio de curvatura indicativo es ligeramente menor de un metro y la curvatura se realiza a través de la dirección del grano de la chapa exterior; el grosor del tablero no debe superar los 9 mm. Debe tener presente que los radios de curvatura pequeños hacen que la superficie del tablero sufra grietas finas con facilidad. Los tableros curvos siempre se sujetan con tornillos.

LOS RADIOS DE CURVATURA MÁS PEQUEÑOS DE LA MADERA CONTRACHAPADA. LOS TRATAMIENTOS CON AGUA O VAPOR AYUDAN A CURVAR LA MADERA CONTRACHAPADA. MADERA CONTRACHAPADA MIXTA CON CHAPA EXTERIOR DE ABEDUL.

Grosor nominal en mm

Curvatura en la dirección del grano de la chapa exterior

Curvatura a través de la dirección del grano de la chapa exterior

6.5

850

650

9

1150

950

12

1150

1250

AMARRE

La longitud de los clavos que se utilizan para unir las tablas debe triplicar como mínimo el grosor de la tabla y no ser menor de 30 mm, y la longitud de los tornillos debe ser 2½ veces la del grosor de la tabla y no ser menor de 25 mm. Se recomienda el uso de clavos hechos a medida y, para la colocación de placas base para los tejados, clavos o tornillos galvanizados en caliente.

Los tableros se sujetan en intervalos de aproximadamente 150 mm en cada lado y de 300 mm en el centro. Las sujeciones que no van a quedar visibles se fijan a los tableros de madera contrachapada a una distancia media de 10 mm desde el borde del tablero. Las sujeciones que van a quedar visibles se fijan a los tableros de madera contrachapada a una distancia de 10 mm desde el borde del tablero en línea recta y a la misma altura en ambos lados de la junta.

Cuando se utiliza madera contrachapada como parte de las estructuras del armazón (normalmente madera contrachapada de conífera machihembrada) los tableros adyacentes se colocan de modo que las juntas de los tableros no formen un patrón transversal.

TRATAMIENTO DE LA SUPERFICIE

La superficie de la madera contrachapada sin revestimiento (con chapas de madera exteriores) puede tratarse con productos de pintura normales destinados al recubrimiento de la madera. Se debe prestar especial atención a la preparación para evitar posibles grietas en la superficie. Con el fin de evitar que se produzcan grietas finas en la superficie, utilice madera contrachapada que se haya tratado con tapaporos de epoxy o revestido con papel de preparación. Cuando pinte la madera contrachapada revestida, se recomienda aplicar dos capas de tapaporos de epoxy y una capa de pintura de poliuretano en la superficie.

Como los productos destinados al tratamiento de la superficie tienen diferencias considerables según el fabricante, debe comprobarse siempre la idoneidad del producto para las superficies de la madera contrachapada consultando las instrucciones del fabricante.

El tratamiento de la superficie de los tableros para el recubrimiento en interiores tiene principalmente una importancia estética. La pintura del revestimiento, el color del recubrimiento, las manchas, etc., dan a la madera contrachapada el color deseado, mientras que las lacas incoloras proporcionan principalmente el grado de brillo deseado. Además, gracias al tratamiento de la superficie el recubrimiento de madera contrachapada se mantiene limpio más fácilmente.

Los siguientes tratamientos de las superficies son adecuados para el recubrimiento de madera contrachapada en espacios interiores:

  • Encerado (incoloro o con color).
  • Laca (incolora o laca con manchas de color).
  • Pintura (todos los productos más comunes destinados a las superficies de madera de interior).

Antes de iniciar el tratamiento, se recomienda lijar ligeramente la superficie (en especial, las superficies que se van a encerar). La madera contrachapada puede utilizarse sin tratamiento de la superficie en las instalaciones secas. Desde el punto de vista técnico, el recubrimiento del techo en especial normalmente no tiene por qué requerir el tratamiento de la superficie. Sin embargo, es bueno ser conscientes de que los rayos UV de la luz solar oscurecen progresivamente la chapa superior, lo que se puede evitar en cierta medida con lacas que contengan un agente de protección contra los rayos UV. Por otro lado, las propias lacas pueden hacer que la chapa superior cambie de tono (normalmente más amarillo). Para evitarlo, se utiliza una laca mezclada con una pequeña cantidad de pigmento blanco. Los cambios de tono mencionados anteriormente y su potencia varían en función del tipo de madera utilizado para elaborar la chapa superior.

REUTILIZACIÓN Y ELIMINACIÓN DE LA MADERA CONTRACHAPADA

Reutilización

Si las tablas están intactas y secas y el pegamento de las juntas de las chapas no se ha separado, las tablas de madera contrachapada pueden utilizarse otra vez dependiendo del caso. La reutilización es el modo de deshacerse de los productos de madera contrachapada más popular.

Quema

Pueden quemarse pequeñas cantidades de madera contrachapada recubierta con una película o sin revestimiento junto con otra madera para deshacerse de ella. La temperatura deberá ser lo suficientemente alta para que la madera se queme de la forma más perfecta posible.

Compostaje

Las maderas contrachapadas básicas y la mayoría de las maderas contrachapadas especiales también se pueden utilizar como abono orgánico. Los desechos de madera contrachapada mezclados con desechos de virutas de madera facilita el proceso de compostaje.  Se pueden llevar cantidades bastante grandes de desechos de madera contrachapada al vertedero.

APLICACIONES DE LA MADERA CONTRACHAPADA

Construcción

  • Subarmazones del techo.
  • Tableros para el subsuelo.
  • Refuerzo de los tableros para las paredes y las estructuras que soportan carga.
  • Recubrimiento en interiores.
  • Suelos de los balcones.
  • Plataformas de los andamios.
  • Moldes de hormigón.
  • Vallas de las obras.

Sector de la construcción

  • Como placas de alma para las vigas.
  • Subarmazón para los suelos de parqué con tableros.
  • Instalaciones y accesorios.

Medios de transporte

  •  Contenedores.
  • Remolques.
  • Interior de las furgonetas.
  • Vagones de tren.

Construcción de barcos

  • Recubrimientos de barcos de mercancías.
  • Cubiertas para vehículos.
  • Escotillas.
  • Decoración interior.

Otras aplicaciones

  • Sectores de los muebles y la carpintería y objetos pequeños.
  • Equipos para el sector alimentario.
  • Embalaje.
  • Señales de tráfico y vallas publicitarias.
  • Estructuras de estadios o auditorios.
  • Estructuras de exposiciones y ferias.
  • Pistas de hielo.
  • Cajas para altavoces.