Paneles de fibra de madera

Paneles de fibra de madera

Los paneles de fibra de madera se elaboran con fibras de madera conectadas entre sí con calor y presión. La adherencia de las fibras entre sí se consigue aplicando un barniz y gracias a las propiedades adherentes de la propia madera. Las fibras de la capa superficial de la tabla se muelen más, a menudo, que las de la capa interior. De ese modo, la tabla tiene una superficie compacta y plana. Se pueden utilizar pegamento y otros aditivos para mejorar las propiedades de la tabla y para igualar las diferencias de la materia prima y los métodos de fabricación. Sin embargo, la materia prima principal de los paneles de fibra es la fibra de madera y la cantidad de aditivos normalmente no alcanza el 1 %.

Normalmente se utiliza parafina como adhesivo repelente al agua. Para mejorar la resistencia se utilizan almidón, resina artificial y aceite para temple como agentes aglutinantes. Las tablas chapadas, el papel, el plástico, el tejido de vidrio, el metal o el corcho se utilizan como revestimientos de los paneles de fibra de madera (consulte la ilustración 1 para ver las dimensiones más comunes).

Los paneles de fibra de madera estándar se dividen en dos categorías principales:

  • Porosos.
  • Duros.

En cuanto a las propiedades básicas, los paneles de fibra de madera son comparable con la madera y cuentan con todas las mejores características de la madera: fuerza, resistencia y calor. También cuenta con los siguientes beneficios gracias a su método de elaboración:

  • Son homogéneos, sin dirección del grano.
  • Son densos pero respiran.
  • Es fácil trabajar con ellos y se colocan rápidamente.
  • Actúan como un aislamiento térmico adicional.
  • Tienen un precio competitivo.

Muchos productos hechos con paneles de fibra de madera están clasificados en la categoría M1 de las emisiones de materiales de superficie. La clasificación de materiales incluye los valores límite de las emisiones de la elaboración de materiales para interiores, así como su clasificación. La categoría M1 contiene materiales de los que se han probado las emisiones y sus emisiones de impurezas cumplen con los requisitos más severos.

PANELES DE FIBRA DE MADERA COMO PARTE DE UNA ESTRUCTURA DE CONSTRUCCIÓN

Paneles de protección contra el viento

Al aumentar la resina y la cera en los paneles de fibra de madera porosos es posible mejorar sus propiedades de resistencia a las condiciones atmosféricas. Los paneles que reciben este tratamiento son especialmente adecuados como material de protección contra el viento para las paredes externas enmarcadas con madera. También proporciona más rigidez a la estructura de la pared.

Los paneles para proteger contra el viento se elaboran con grosores de entre 12 y 25 mm. Los tamaños de panel más comunes son 1200 x 2700/3000 mm. Gracias a su firmeza y a las propiedades aislantes, los paneles de protección contra el viento de 25 mm de grosor que se utilizan en las estructuras de pared externas son altamente adecuados para la construcción de un solo marco. Como resultado de la baja conductividad del calor de los tablones, forman un espacio frío en las estructuras y mejoran sus propiedades de aislamiento térmico.

No se utilizan como protección contra el viento solo en las paredes externas, sino que también cumplen esa función en los tejados. En los tejados inclinados, y en especial cuando se utiliza un aislante térmico soplado como la lana de fibra de madera en el soplado de las cavidades, los tablones de fibra de madera resistentes a las condiciones meteorológicas son muy adecuados como tableros para la superficie superior de la cavidad.

Los paneles de protección contra el viento resistentes a las condiciones meteorológicas también son adecuados como tablero de doble suelo para el suelo base con armazón de madera que soporta la carga ubicado en el espacio del subsuelo, encima del que se instala el aislamiento térmico del suelo base.

PANELES PARA EL RECUBRIMIENTO EN INTERIORES

Los paneles de fibra de madera adecuados para el recubrimiento en interiores son:

  • Todos los paneles de fibra de madera estándar.
  • Los paneles de fibra de madera altamente procesados para el recubrimiento en interiores, los denominados paneles de interior.

En el recubrimiento en interiores hay que tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Los paneles de fibra de madera también son muy adecuados como recubrimiento en interiores en las casas veraniegas. Sin embargo, los paneles de fibra de madera no se recomiendan en habitaciones húmedas o como base para las baldosas o azulejos.
  • En los espacios interiores secos, las dinámicas de la humedad de los paneles de fibra son muy pequeñas. Las uniones tope de los paneles de fibra de madera porosos se pueden lijar totalmente para que la superficie de la pared sea uniforme y no tenga fisuras.
  • En lo que se refiere al recubrimiento en interiores, los paneles de fibra de madera porosos y los de fibra de madera duros perforados también son muy apropiados para amortiguar el sonido.

Tableros básicos sin tratar

Los paneles de fibra de madera porosos (tableros básicos sin tratar) son apropiados para el recubrimiento de paredes y techos interiores y para el aislamiento térmico interior adicional de las paredes exteriores. Para este fin se utilizan uno o dos tableros de 12 mm de grosor o un tablero de 22 mm de grosor. Si desea colocar dos capas, asegúrese de que las juntas verticales de los tableros no queden superpuestas. Los paneles de fibra de madera sin tratar pertenecen a la categoría E de superficie.

PANELES DE FIBRA DE MADERA PARA USO INDUSTRIAL Y PRODUCTOS SECUNDARIOS

Los paneles de fibra de madera que se utilizan en la industria (en especial en los sectores de muebles y puertas) son normalmente paneles de fibra de madera duros (tableros duros) o productos secundarios más procesados revestidos de diferentes modos.

Los tableros duros pintados se elaboran principalmente para los sectores de muebles y de carpintería. También son adecuados para puestos de exposición y para decoración de interiores. Normalmente tienen un tamaño de 1220 x 2440/2745/3050 mm y un grosor de 3 mm, 4,8 mm o 6 mm.

Además de todo lo anterior, las tablas chapadas, el papel, el plástico, el tejido de vidrio, el metal o el corcho también se utilizan como revestimientos de los paneles de fibra de madera.

Otros productos secundarios hechos con paneles de fibra de madera son sobre todo tablas (estándar) elaboradas para un fin específico revestidas e impregnadas de diferentes modos, según la aplicación. Por ejemplo, los tableros duros se suministran pintados, cortados a medida, bañados en aceite, revestidos de diferentes modos y perforados según las necesidades de los clientes.

Los tableros DM (paneles de fibra de densidad media) se elaboran al comprimir fibras de madera con pegamento. La cantidad de pegamento varía en función del producto. Los tableros DM se diferencian de los demás tipos de paneles de fibra de madera por sus métodos de elaboración y por contener pegamento. Además, las fibras de madera que se utilizan en los tableros son de grano fino. Los tableros DM se utilizan en especial en el sector de los muebles, pero también se elaboran con ellos productos con paneles y revestimientos de tiras pintados y con superficie de chapa para la decoración de interiores. Los tableros DM no se fabrican en Finlandia.

REALIZACIÓN DE PEDIDOS

Cuando pida paneles de fibra de madera debe aportar la siguiente información:

  • Grosor como grosor nominal (mm).
  • Tamaño de la tabla (mm x mm).
  • Tipo de tablero (por ejemplo, panel de fibra de madera duro).
  • En el caso de los paneles de fibra de madera revestidos, el nombre del producto o la calidad del recubrimiento de ambos lados, el grosor (g/m2), los métodos de protección de los bordes y el color.
  • La posible elaboración adicional y su ubicación (por ejemplo, perforación).

ALMACENAMIENTO

Durante el transporte y el almacenamiento, las tablas se protegen de la humedad y la sequedad, la suciedad, la luz del sol, el contacto con el suelo, las abolladuras y los arañazos. Las tablas se almacenan hacia abajo en una base plana. Si es necesario, se utiliza una madera de soporte en intervalos de 0,5 metros. Las pilas de tablas se cubren con una lámina protectora.

Normalmente, se humedecen los paneles de fibra de madera duros bañados en aceite antes de colocarlos. Para eso, se necesitan 0,25 l/m² de agua. Los tableros se almacenan en una pila con las superficies humedecidas frente a frente y envueltas en plástico durante aproximadamente tres días. Los tableros deben colocarse mientras aún están húmedos.

Los paneles de fibra de madera porosos y semiduros no deben humedecerse con agua. Deben ventilarse en una habitación que tenga por lo menos la misma humedad que el lugar donde se colocarán finalmente. Al ventilarlos, los paneles se mantienen separados entre sí con tiras de separación y se apilan contra una pared, por ejemplo. Debe ventilarlos durante 2 o 3 días.

TRABAJO Y MECANIZACIÓN

Aserrado

Por ejemplo, las sierras circulares portátiles o de mesa son adecuadas para cortar tablas. Para realizar trabajos de aserrado más pequeños también se puede utilizar una sierra de mano corriente. El contorno se puede serrar con una sierra caladora. Los paneles de fibra de madera porosos también pueden cortarse con un cuchillo afilado.

Perforación

Si es necesario, también puede pedir que los paneles de fibra de madera duros para el recubrimiento en interiores vengan perforados. Los tableros perforados se utilizan habitualmente por motivos de apariencia o acústica. La perforación se realiza de forma mecánica y, al pedir los tableros, se deben especificar el tamaño del agujero y la distancia entre los agujeros además de las instrucciones previamente mencionadas. El tamaño del agujero puede ser, por ejemplo, ø 4,8 o 7,1 mm y la distancia entre los agujeros puede ser 19 o 25 mm. Algunos proveedores tienen determinadas distancias y tamaños de agujeros estándar, por lo que es aconsejable comprobar las alternativas de perforación antes de realizar el pedido.

Curvatura

También se pueden elaborar superficies curvas con paneles de fibra de madera. Los únicos tableros que se pueden utilizar para ese fin son los paneles de fibra duros (los tableros duros) y deben tener un grosor de 4,8 mm como máximo. Un radio de curvatura indicativo es aproximadamente 50 veces el grosor del tablero, por lo que, por ejemplo, el radio de curvatura de un tablero de 4,8 mm de grosor es de unos 250 mm. Los tableros curvos son adecuados para el recubrimiento inferior, pero también para hacer moldes de hormigón curvos, entre otras cosas. Los tableros curvos siempre se sujetan con tornillos.

AMARRE

Los tableros de protección contra el viento se sujetan a una base de madera con clavos metálicos galvanizados en caliente (o corchetes). La longitud de los clavos debe ser de 35 mm como mínimo para un tablero de 12 mm y de 60 mm para un tablero de 25 mm. La distancia entre los puntos de sujeción en los bordes del tablero es de 75-100 mm en los tableros de 12 mm o de 200 mm en los tableros de 25 mm y, en el centro, de 150-200 mm en los tableros de 12 mm y de unos 300 mm en los tableros de 25 mm. La distancia de los clavos desde el borde de la tabla es de 10 mm como mínimo. Los tableros de protección contra el viento se instalan en la dirección de los pilares del armazón y se sujetan al armazón en todos los bordes.

Los paneles de fibra de madera porosa se fijan a la base de madera con clavos. La longitud de los clavos debe ser de 40 mm como mínimo para un tablero de 12 mm y de 60 mm para un tablero de 22 mm. Si se van a colocar dos capas de tableros de 12 mm en una pared, los tableros que vayan a quedar por encima deben fijarse con clavos de 75-100 mm de longitud.

Los tableros se sujetan en intervalos de 150 mm en cada lado y de 300 mm en el centro, dejando una distancia de unos 400 mm entre las filas de clavos. La distancia de los clavos desde el borde de la tabla es de aproximadamente 20 mm. Los paneles de fibra de madera duros se fijan con clavos, tornillos, corchetes o pegamento. La longitud de los clavos debe triplicar como mínimo el grosor de la tabla y no ser menor de 30 mm, y la longitud de los tornillos debe ser 2½ veces la del grosor de la tabla y no ser menor de 25 mm.

TRATAMIENTO DE LA SUPERFICIE

Sobre la tabla pintura puede aplicar pintura, papel de pared y laminado. Todos los productos generales para pintar las superficies de madera de interiores son adecuados para pintar las tablas.
Los paneles de fibra de madera dura pueden pintarse tal como están. Para pintar los tableros de fibra de madera porosa es necesario prepararlos, es decir, se debe pintar la superficie de la tabla con una capa fina de tapaporos para interiores blanco o aplicar antes pegamento de papel de pared. También se pueden utilizar tableros ya preparados de fábrica.

Una vez preparados, las juntas de los tableros se lijan para obtener un acabado liso (si es necesario, se utiliza un poco de relleno en las juntas de los tableros y se hacen muescas para las cabezas de los clavos). Se humedecen tiras de papel fino (por ejemplo, de una calculadora mecánica) con agua y se fijan en las juntas verticales. Los tableros se "empapelan" con trozos de desechos de papel y se le dan dos capas de la pintura que se elija. También se puede utilizar papel de pared de fibra de vidrio o papel de pared para pintar como revestimiento (como base para la pintura).

También es posible empapelar las superficies de las paredes recubiertas con paneles de fibra de madera porosos. Si las paredes están empapeladas con papel de pared estructural, de vinilo o doble, el trabajo de preparación se hará del mismo modo que al utilizar desechos de papel. Cuando se utilice papel de pared de vinilo o papel totalmente liso y delgado, los paneles se revisten primero con desechos de papel y después se empapelan de la forma habitual. Tenga en cuenta las posibles instrucciones especiales del proveedor de papel de pared al empapelar.

REUTILIZACIÓN Y ELIMINACIÓN DE LOS PANELES DE FIBRA DE MADERA

Reutilización

Si las tablas están intactas y secas, los paneles de fibra de madera pueden utilizarse otra vez dependiendo del caso. La reutilización es el modo de deshacerse de los paneles de fibra de madera más popular.

Eliminación

Puesto que los paneles de fibra de madera son principalmente madera natural limpia, pueden eliminarse enterrándolos en el suelo, utilizándolos como abono, llevándolos a un vertedero o quemándolos. Los paneles de fibra de madera que tengan la superficie sin tratar pueden quemarse en una chimenea normal, de ser posible, con otra madera.

APLICACIONES DE LOS PANELES DE FIBRA DE MADERA

Construcción

  • Entablado de doble suelo y protección contra el viento en los tejados.
  • Recubrimiento en interiores.
  • Aislamiento térmico adicional.
  • Moldes de hormigón y otros armazones temporales (como por ejemplo las vallas de la obra y el entablado de protección).

Sector de la construcción

  • Como placas de alma para las vigas.
  • Placas de soporte de las instalaciones y accesorios.
  • Material de superficie para los marcos de las ventanas.

Medios de transporte

  • Interior de los vehículos.

Otras aplicaciones

  • Embalaje.
  • Estructura de exposiciones y ferias.