Problemas legales relacionados con la madera

Problemas legales relacionados con la madera

Las empresas de la industria forestal finlandesa solo utilizan madera adquirida de forma legal para la producción. Las empresas conocen el origen de la madera. Saber el origen de la materia prima es un prerrequisito para el aprovechamiento sostenible de los bosques.

En 2003, la UE aprobó un plan de acción para evitar la recogida y comercialización ilegales de madera. Este plan recibe el nombre de FLEGT (programa para la Aplicación de Leyes, Gobernanza y Comercio Forestales, por sus siglas en inglés). El plan contiene, entre otros puntos, los contratos de sociedad voluntarios, que buscan garantizar que los países socios solo importen madera legal en la zona de la UE. De acuerdo con el plan de acción FLEGT de la UE, la legalidad de la madera queda determinada por la legislación relacionada con la gestión forestal, la recogida de madera y el comercio maderero del país donde se recoge la madera. De acuerdo con los requisitos de la madera adquirida de forma legal, la materia prima debe obtenerse de una persona jurídica que tenga el derecho legal de recoger madera en la zona en cuestión, y la recogida y la gestión forestal deben realizarse en cumplimiento con las legislaciones locales de medio ambiente y silvicultura.

El objetivo del plan FLEGT es evitar la venta en la UE de madera talada de forma ilegal y de los productos elaborados con ella. Todo aquel que importe madera o productos de madera en la UE debe poder probar de forma fiable el origen legal de la madera. En adelante, las personas que vendan productos de madera están obligadas a guardar los documentos que muestran a quién compraron los bienes y a quién se los vendieron.