Sistemas estructurales más comunes

Sistemas estructurales más comunes

Los productos de madera son compatibles con casi todas las nuevas construcciones y reformas. Las estructuras de madera se pueden utilizar en diferentes aplicaciones en inmuebles, ya sean bloques de pisos altos, grandes salones o puentes. Además de las estructuras, los usos más comunes a los que se destinan los productos de madera son ventanas y puertas, decoración de interiores y mobiliario. Las normas de construcción que regulan el uso de la madera varían en cada país.

Las múltiples alternativas industriales existentes para la construcción de edificios de madera ofrecen una variedad de opciones de entre las que escoger la solución ideal para cada caso. Algo que tienen en común es el gran desarrollo de la prefabricación industrial y su rápida construcción. Un edificio de madera se construye en la mitad de tiempo que un edificio tradicional.

MUROS DE CARGA

En las construcciones de madera, el sistema estructural más común es el sistema de pisos basado en muros de carga. Los muros de carga se pueden construir con elementos estructurales de grandes dimensiones formados por postes o elementos de madera maciza. Mediante el uso de estructuras de suelo intermedias de madera se pueden obtener vanos de hasta siete metros. Las líneas de carga suelen ser tanto los muros exteriores de la construcción como sus paredes divisorias; estas suelen ser las que dividen las viviendas. Los suelos y algunas paredes funcionan como estructuras que incrementan la rigidez de la casa.

UNA CASA CON ESTRUCTURA DE POSTES

La estructura de postes es la forma más común de construir un inmueble con estructura de madera. En los edificios altos, la estructura de las paredes se realiza en madera laminada encolada según las medidas estándar. De esta forma, se pueden construir edificios de hasta cuatro plantas. Los muros de carga presentan una estructura idéntica al resto de paredes. Se pueden elegir libremente las estructuras de los suelos intermedios. Puede ser, por ejemplo, un suelo de vigas, una caja de tablas o tablas estriadas. Se pueden obtener largos vanos aumentando la altura de la estructura de carga. Los vanos también se pueden aumentar mediante un compuesto de hormigón y estructura de madera, lo que se denomina como estructura híbrida. La experiencia en estructuras de postes es muy amplia. Gracias a la estructura de postes se consiguen una excelente eficiencia energética y un gran hermetismo, hasta el nivel de una casa pasiva. La tecnología es flexible según sean las necesidades. Los tipos y soluciones estructurales se pueden optimizar de acuerdo con la aplicación. También se pueden utilizar estructuras conjuntas de madera y hormigón. Junto con otros materiales, las estructuras híbridas están diversificando todavía más las posibilidades de uso de la estructura. El hundimiento estructural es ínfimo gracias al diseño de los productos de madera. El alto grado de prefabricación de los elementos garantiza una construcción rápida. Se puede construir una casa a razón de un piso por semana. La instalación en el lugar de construcción se puede llevar a cabo al amparo de las inclemencias meteorológicas.

UN BLOQUE DE APARTAMENTOS DE MADERA MACIZA FABRICADO MEDIANTE TECNOLOGÍA CLT

Los muros de carga se pueden construir con paneles de madera maciza contralaminada, cuyas capas de madera están encoladas transversalmente (CLT son las siglas en inglés de "madera contralaminada"). El panel ejerce no solo como un método de construcción de bloques de apartamentos de madera, sino también como una estructura rígida tanto en paredes como en suelos. Los orificios y las juntas de los paneles se realizan en la propia fábrica, gracias a la precisión de la tecnología de fresado controlada por ordenador. El tamaño máximo de un panel de CLT es de 3 x 16 metros y están disponibles en muchas y muy diversas resistencias. El uso de paneles de CLT permite la apertura flexible de las paredes, plantas intermedias y estructuras voladizas. La capacidad del panel es suficiente para edificios de hasta 12 plantas. Los elementos se entregan según el nivel deseado de preparación, como el aislamiento, los materiales de superficie, ventanas y puertas. Cabe la posibilidad de incluir la instalación en la entrega. La CLT es una tecnología de construcción de uso extendido en Alemania y Austria, por ejemplo. En los países de habla alemana, esta tecnología se conoce como KLH (Kross Laminate Holz).

SISTEMA DE POSTES Y VIGAS

En un sistema de postes y vigas, la estructura del inmueble está compuesta por postes y vigas de madera laminada encolada, sobre la que se construyen las plantas intermedias, las estructuras del tejado y las paredes exteriores. La rigidez de la estructura suele obtenerse mediante juntas rígidas instaladas en diagonal o mástiles. Mediante el sistema de postes y vigas se puede obtener una solución abierta y convertible para el suelo, además de grandes aberturas en las fachadas. Este sistema permite tanto una planificación espacial libre y flexible como la apertura de las paredes. Al no existir paredes divisorias de carga, es sencillo cambiar la posición de las paredes entre los apartamentos durante el ciclo de vida del edificio. El sistema estructural ofrece una gran flexibilidad de conversión. Debido a sus estructuras verticales en una sola dimensión, el inmueble no se hunde por ningún lado. La fase de construcción del inmueble es muy rápida. El tejado se puede instalar en unos pocos días, lo que proporciona protección a la casa ante las inclemencias meteorológicas. Las paredes exteriores se instalan mediante grandes elementos ligeros. El cliente tiene la posibilidad de seleccionar el grosor del material de revestimiento, tanto para el aislamiento como para la parte exterior del inmueble.

 

CONSTRUCCIÓN POR MÓDULOS

La tecnología modular es un método de construcción por el que un edificio se monta por separado en la fábrica partiendo de módulos listos para montar. Cada módulo suele consistir en una estructura de carga y superficies limitantes: paredes, suelos y tejados prefabricados. Los elementos se elaboran en su totalidad en la fábrica, protegidos de las inclemencias meteorológicas. Las ventanas, el sistema de climatización, el equipamiento eléctrico y los conectores vienen instalados de fábrica. La estructura de carga de un módulo se puede construir de múltiples maneras; por ejemplo, mediante la tecnología de postes y vigas, una estructura de soporte o planchas de grandes dimensiones. Mediante la tecnología modular se puede obtener una insonorización excelente gracias a su estructura doble. Las dimensiones máximas más comunes de los módulos son 12 x 4,2 x 3,2 metros. Se deben tener en cuenta las limitaciones que establece el transporte de los módulos a la hora de planificar las dimensiones de los elementos y de los sistemas modulares. La tecnología modular es idónea para viviendas. La fase de construcción del inmueble es muy rápida. Debido a su rapidez, este sistema es excelente para el desarrollo del relleno o, por ejemplo, para construir plantas adicionales. También está indicada para la construcción de baja energía. Por poner un ejemplo, la tecnología modular es un método de construcción de bloques de apartamentos muy extendido en Suecia.

 

ESTRUCTURAS CON TRONCOS

La construcción con troncos es un método tradicional de construcción en madera, sobre todo en los países que disponen de un amplio suministro de madera recta y de madera apta para su colocación transversal. En una casa de troncos, al menos las estructuras de carga están fabricadas con troncos.

A continuación se indican los tipos de troncos utilizados para la construcción con troncos:

  • Tronco redondo: un tronco con caras redondeadas de forma manual o mecánica. El diámetro de un tronco redondo industrial es el mismo de un extremo a otro.
  • Tronco cuadrado: un tronco con caras planas. También se puede cortar a la manera tradicional mediante una sierra triangular.
  • Tronco de madera muerta: un tronco hecho de pino seco
  • Tronco laminado: un producto de madera que se obtiene encolando varias capas de madera

Los troncos redondos se utilizan principalmente en casas de campo, almacenes y graneros. Los troncos redondos se instalan en las esquinas mediante un método por el cual el tronco se cruza con el tronco situado en la pared transversal, sobresaliendo a cierta distancia desde la esquina.

Los troncos laminados se fabrican encolando varias capas de madera para después cepillarlo hasta conseguir el perfil deseado. Entre las ventajas de esta estructura están sus propiedades homogéneas y, en algunos tipos de tronco, su escaso hundimiento o erosión.

Los troncos cuadrados representan la tradicional construcción laboriosa. Se suelen utilizar en construcciones que requieren de un nivel elevado de hermetismo, tales como viviendas residenciales o de vacaciones, graneros, saunas, etc. Un edificio de troncos cuadrados presenta unas paredes más uniformes que uno de troncos redondos, lo que facilita, por ejemplo, el acople de armarios a las paredes. Las secciones superpuestas de las esquinas de los troncos cuadrados suelen ser más cortas que las de los troncos redondos, lo que supone un ahorro de madera. Por ejemplo, las secciones de las esquinas cortas son del tipo de cola de milano o de bloqueo.

En Finlandia los troncos suelen ser de pino.